Otro invento de Tornasol…

Todos somos conscientes de lo precursor que han resultado algunos de los inventos de nuestro querido Profesor Tornasol, desde el minisubmarino monoplaza tripulado hasta el hombre en la luna, pero a dia de hoy continuamos haciendo posible algunas de las originales ideas que Tornasol hizo realidad muchos años atras en las viñetas…

En el año 1976 Hergé publicaba su titulo “Tintin y los Picaros”. En esta aventura, Tornasol inventa unas pastillas que disueltas en cualquier bebida o alimento produce un radical rechazo al alcohol. Esta se nos presenta como una historia paralela al desarrollo de la aventura en si misma.

Pues bien… el 28 de Febrero, hace 2 dias, fue aprobado el primer fármaco que ayuda a reducir el consumo de alcohol. El producto se basa en la molécula nalmefeno cuyo fármaco tendrá el nombre comercial de Selincro. El mecanismo de acción de este compuesto es radicalmente distinto a los fármacos convencionales para tratar el alcoholismo. El nalmefeno es un antagonista opiáceo sintetizado hace años, es decir, una molécula que bloquea los receptores cerebrales de opiáceos. Se diseñó para tratar la adicción a este otro tipo de sustancias, pero “se observó que estos fármacos también provocaban un descenso en la apetencia del consumo del alcohol, aunque se desconocen los detalles de este fenómeno”. “Está muy implicado en los mecanismos de recompensa cerebral. Al beber, la satisfacción que obtiene el paciente tratado con el fármaco es menor y, por ello, la capacidad que tiene de controlar el consumo es mayor”.

Nos encontramos en el 30 aniversario de la muerte de Hergé… y sin duda la ciencia ha querido realizar su pequeño homenaje a este creador de sueños que, en este caso de la mano del Profesor Tornasol, nos hizo viajar en el tiempo con inventos y soluciones que no serian posibles hasta casi 40 años despues…

Chapeau 🙂 

 

 

Un pensamiento sobre “Otro invento de Tornasol…”

Los comentarios están cerrados.